martes, 4 de enero de 2011

Perdonad por tal atrevimiento


Perdonad por tal atrevimiento ,
vosa merced,
mas mi alma no se desprende de vos,
mi dulce dama,
mi espíritu muere por vos,
mas necesito saber ,
que habla su corazón, pues el mío le dice a vos
que la amo con locura y siento amor,
que los que placeres mundanos
no me permiten acercarme a vos,
mas sueño con mi dulce y hermosa dama,
que en cada rincón de vosa alma,
marco a fuego lento, mí deseo por vos,
pretendo depositar hermosa mía ,
un beso suave donde deseéis,
perdonad mi lujuria, hermosa dama,
pues es mas ,mi deseo de amaros ,
que sentirme lejano y perderos ,
entre la tiniebla de mis luchas ,
mas mi alma no puede ,sugerirle,
que mis suspiros son por vos,
que mi corazón sangra,
Cuando pienso en los pliegues de vosa piel,
y me quema lentamente,
Perdona mi atrevimiento vosa merced,
mas no debo rozar vosas manos,
ni miraros a vosos ojos ,en mi alcoba pechado ,cerrojo tras cerrojo,
mí guerra empieza ,para apartaros de mi dolor,
atrapado por vosa alma,
sufriendo por voso amor,procurándole a vosa merced,
alejarla de mi lujuria,y entregarle en cuerpo y alma
el trofeo mas digno de un caballero,
el amor que le procuro ,el alma llena de alegrías
y el mundo en sus manos ,dama mía…..( poeta urbana)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal