jueves, 2 de febrero de 2012

Guerras


 Y andan, andan… precipitadamente, sin obstáculos siguen saltándolos… cierran sus ojos, para acallar el mal cercano… y siguen aferrándose a la frívola sociedad. Derogan lagrimas de débiles que en silencio se agotan en sus ojos ya secos, que una  mirada triste les siga siendo síntoma de superioridad…que sigan batiéndose con armas… que se derrumbe la humanidad... que yo me
llevaré del  baldío  a los mas queridos que me llenan el alma con sus pupilas y me acercan sus corazones... y después labraremos en tierras… floreciendo en ellas las mejores rosas invictas ...abriremos los iris del condenado a vivir en la superficie… invitándole a adentrarse en el cálido paramo para alimentarlo de sangre sublime que arrasara los corazones con nobles gestos que le llenen el alma perdida en donde se encuentre allí mismo …donde su orgullo se deshaga … y prevalezca la dulzura del vivir con las manos enlazadas … ésas manos luchadoras... que vencen con sólo una mirada… y arrebatan  el arma al menor descuido, poniéndoles  candado a la frialdad y destapando los pulmones herméticos del despechado…que nos condenó a vivir prisioneros  de sus armas y sus juegos..Concha Matos

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal