sábado, 28 de enero de 2012

poema III


  Amapolas de algodón caen sobre mi cabeza
 noche inmensa y casta
empujadas por una brisa que arrolla,
que siente,
que fluye.
Amapolas que se vierten sobre mí
el contenido de mis letras
dejando en ellas la nostalgia
 revoloteando
 De sus pétalos he bebido el polen de su cuerpo
para que su agua,me refresque
y le hablé... y me sentí trasladada de un lado a otro
cogidos de la mano y del alma...
sintiéndonos..Concha Matos 

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal