sábado, 21 de enero de 2012

Insomnio


Y va cayendo la tarde, entre grises nubes y gotitas de lluvia, no me importa que me humedezcan, es el refresco de mis noches, en ellas tengo el riego de mis sueños, el amplio abanico de mis fantasías .Pues la noche es aliada de mi soledad, esa que te infecta por dentro, que aun en compañía  y se arraiga de ti. Y mis sueños compulsivos rebotan en la pared de mi habitación, conmovidos por los deseos inconstantes, que me produce la eterna noche .pasan las horas y no cierro ojo, pensativa y a la vez omitida a la realidad. Preciso que llegue el día, y airearme con los rayos del sol que se filtran por el espejo de la ventana , es ahí cuando cojo aire y espero por la tarde con sus refrescantes descanso del sol   ,y la inestabilidad que aborda en mis noches ,se vuelve invisible ,y empieza otra vez sus cambios de humor. Devuélveme la tarde que tan placentera es, mi descanso es inmejorable, los sueños se revuelven actuales y no regresa la noche que me sobre lleva a la soledad, tan temible como arañas que recorren la pared, en las penumbras noches de sueños terroríficos que desean llegar al amanecer. Cegándoles el día, por generosidad del ocaso, y mi descanso es más eterno en la tarde y  hace renacer…Concha Matos (poeta urbana)

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal