sábado, 21 de enero de 2012

Cuando te veo


De tanto  verlo  amado mio
he quedado con su sonrisa
dibujando en su boca
la majestuosa sombra de su existir
rodeando con mis labios
la serenidad
que su ojos me cautivan
llevándome al lecho de la pasión
que sus manos son el arroyo
agua reflejada en mi
 sus labios amado mio
  el valle florido
que recoge tu mirada
por cada gota caída
he sentido el deseo sobre mi
vertiendo en cada una
el cobijo de tu corazón _: Concha Matos (poeta urbana)

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal