jueves, 24 de mayo de 2012

Mi rosa marcha , y yo mal herida …25 / 05 / 2012



Enjambre que me promete maldecir la tierra .
Que de sequia me  duelen los huesos, inflamandos  de ignorar lo que se avecina
Procuran mis ojos ceguera, al  paisaje que respiro, que advierte en mi esqueleto,
el dolor que me atribuye .Al mirar la rosa tierna que espinas le clavan sin procura .
Ya se porque las rosas lloran, cuando llega la escarcha, van quemando los pétalos .
Van cayendo tristes
 Van cayendo en su condena.
Garras escondidas en guantes blancos y bellas palabras que se esconden peligrosas.
 Cuido la rosa en silencio , sin advertir mi presencia , sin aspavientos.
Solo dejo que crezca , abriendo su mirada , dejando que su aroma se pierda .
 Y  siguen fabricando perfumenes,hasta que le nazca una hoja , que en su interior habita , y  de puntillas , silenciosamente.
 El desbrozador  se desvanece , se le hace grande la extensión de su cosecha.
 Ya no  labra su tierra , todo se quedo en la regadera ,aturdida de agua turbia.
Conspirando al llanto,que ensordece, las quejas de mi cuerpo …Concha Matos